Autor Tema: Aprendiendo de los sermones seriales sobre Jonás  (Leído 590 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado ﻍmilioﮒolano ®†Θ

  • Moderador
  • *
  • Mensajes: 2,319
  • Country: mx
  • Reputation: +125/-0
  • Sexo: Masculino
  • <°))))<< °°°°° DIOS BENDICE ....
    • Email
Aprendiendo de los sermones seriales sobre Jonás
« en: Jueves 01 de Nov, 2012, 01:28:18 am »
LECCIONES EN CABEZA AJENA


JONÁS  1:1-3  “EL MINISTRO DESOBEDIENTE”
JONÁS  2:1-10  “EL MINISTRO ANGUSTIADO”
JONÁS  3:1-10   “EL MINISTRO USADO”
JONÁS  4:1-11  “EL MINISTRO ALECCIONADO”





















BOSQUEJO HOMILÉTICO

“EL MINISTRO DESOBEDIENTE”
JONÁS  1:1-3



I. TUVO UN GENUINO LLAMADO DE DIOS (V. 1)
     Sabía que poseía un genuino llamado al ministerio. La frase: “... vino palabra de Jehová a Jonás...” da cuenta de ello (v. g. Joel 1:1; Mick. 1:1; LC. 3:2). Cuán importante es para un ministro asegurarse de ser llamado por Dios. Algunos entran en el ministerio inseguros. Este no era el caso de Jonás. Su llamado fue tan claro que prefirió acallarlo.


II. LE FUE INDICADO EL LUGAR DE MINISTERIO (V. 2)
   Que agradable es para el ministro saber el lugar geográfico de su ministerio ¿cuántos van por el mundo indecisos del lugar para servir? Jonás en esto les lleva la delantera. Tuvo un panorama mejor que su antecesor Abraham a quien se le dijo: “sígueme hasta el lugar que te mostraré.” Jonás era enviado con premura pues el juicio de muerte decretado en los cielos era inminente. No debería perder tiempo.


III. Y SE REBELÓ A CUMPLIR SU MINISTERIO (V. 3)
   La obediencia es el paso siguiente de poseer un genuino llamado de Dios y una ubicación geográfica. Pero Jonás pospuso este paso. ¡Qué tragedia! Ignoró a Dios. Si se levantó pronto, pero no fue para obedecerle sino para huir de él. Así mostraba su renuencia a asumir su responsabilidad. Él representa aquí, a aquellos que sabiéndose llamados rehúyen ministrar. A Jonás le estorbo su nacionalismo, ¿a ti qué te está deteniendo?


CONCLUSIÓN

   Tal vez alguno de los oyentes (lectores) aquí se identifica con esta etapa del profeta Jonás. A ellos animo a que salgan de esa actitud de posponer su llamado de Dios. Vayan a su Señor. Él aun les está esperando.




BOSQUEJO HOMILÉTICO

“EL MINISTRO ANGUSTIADO”
JONÁS  2:1-10


I. ESTABA BAJO LA  DISCIPLINA DE DIOS (VV. 3-6ª)
   Algunas angustias de los siervos de Dios, son venidas del exterior, es decir, sin ser ellos culpables. Sino ocasión de prueba. Este caso nos enseña que otras veces éstas son el fruto de la desobediencia a Dios. Y saben exactamente la causa del sufrimiento. El pasaje enseña qué debe hacer el ministro si se encuentra bajo la disciplina amorosa del Creador.




II. APRENDIÓ A RESPONDER POSITIVAMENTE A ELLA (VV. 1,7-10)
   El texto nos muestra que el profeta angustiado respondió con fe a la corrección divina. Vemos que oró en su angustia a Aquel que le llamó. Observen que él oró desde su cárcel. Así el ministro de hoy deberá orar desde su jaula de angustia para ser también liberado. Muchos prefieren alejarse de Dios, si este no hace cesar de pronto sus dolores o preocupaciones. Imitemos los pasos de Jonás si actualmente te encuentras en destructiva angustia.

III. EXPERIMENTO LA MISERICORDIA DE DIOS
Esta es una oración modelo y si se me permite precisar: una oración eficaz. ella nos muestra un final feliz. Pareciera recordarnos que Dios no abandona para siempre. De allí que aprendamos a volvernos de nuestras desobediencias a quien puede restaurarnos a su camino. Esta oración inicia con la descripción de la pésima situación del adorador. Esto nos prepara para también orar en las circunstancias difíciles que pasemos. Dios permita que llegado el tiempo para orar lo hagamos en fe como Jonás. ¿Cuántas veces hemos experimentado la misericordia divina en nuestras vidas? Creo que cada uno llenaría un diario de experiencias.


CONCLUSIÓN

   Los siervos de Dios, también pasan por los valles de muerte. Esto les capacita a traer consolación a otros que también sufren. Pueden decir que hay esperanza restauradora si se vuelven a Dios.

BOSQUEJO HOMILÉTICO

“EL MINISTRO USADO”
JONÁS  3:1-10

POR PROCURAR SU LLAMADO VV. 1-4
Notemos que el profeta se muestra ahora decidido a cumplir su tarea. La obediencia es el umbral de la bendición ministerial. Pesaba una cierta amenaza divina vs aquella población y el profeta representante del verdadero  Dios se avocó a predicar el mensaje de ira que le había sido entregado. Tal vez recordó también que por no haber obedecido la primera vez, había experimentado una reprimenda divina. Con todo es misterioso que el soberano dueño de lo que existe mande advertir de muerte a quienes están en su plan de ira. Sin que al enviar su profeta quedaría prueba de su advertencia, la cual arroja luz sobre los procederes de lo alto hacia los asuntos terrenos.

POR EL EFECTO DE SU PREDICACIÓN  VV. 5-9
El mensaje en voz del profeta causó conmoción en aquella perversa sociedad. Ciertamente el poder de Dios acompañó sus labores. Este era un hombre con la unción divina, esta gracia tan ampliamente buscada en los candidatos del ministerio Pro púlpito. El mensaje despertó la conciencia de la Nación adormecida en los placeres del pecado. Ellos se volvieron al Dios que los amenazaba en la simple esperanza de Quién sabe… y Dios cambie la sentencia sobre nuestras vidas (v. 9) su mensaje produjo un gran despertar a la conversión hacia Dios. No hay ministro de Cristo que no busque en Dios estos resultados.

POR EL RESPALDO DE DIOS A SUS LABORES V. 10
El profeta estaba perplejo. Había cumplido con su llamado. Había visto el efecto de su mensaje en aquella grande y violenta sociedad. Para él sólo quedaba esperar algo… la divina destrucción de ellos. Sin embargo, lo que él en su interior de fe sabía y no quería que sucediera sucedió. El perdón divino a la penitente Nación que preferiría desapareciera del orbe. Dios por tanto, confirmó el mensaje del profeta perdonándolos como había hecho con el mismo mensajero.

CONCLUSIÓN
   Dios premia la obediencia. En el ministerio no hace menos. Reafirma esta realidad en tu propio servicio. Y espera por su bendición prometida.



BOSQUEJO HOMILÉTICO
“EL MINISTRO ALECCIONADO”
JONÁS  4:1-11

POR PONDERAR LA SOBERANÍA DE DIOS VV. 1-4
   La soberanía divina no carece de principios morales y espirituales que la sostienen. Sino que ésta brota de un Dios en cuya revelación de sus actos muestra su Majestad y misericordia. Su soberanía no es dispensada en un vació anomia sino llena de la esencia excelsa del autor de toda existencia. El profeta pretende conocer del todo al Dios a quien sirve. Casi llega a creer que puede hacer dispensar la voluntad de Dios a su antojo al oponerse a la forma en que Dios actuó en relación a esta Ciudad. Solo para terminar vencido ante la presencia de Dios. Quien hizo lo que quiso con la Nación Nínive. Hay muchos actos permitidos por Dios en nuestras vidas que como a Jonás nos dejan llenos de interrogantes y producen pensamientos semejantes a los de él. Allí vemos al profeta con el seño fruncido ponderando el actuar de Dios.

II. POR NO ACEPTAR LA DISPENSACIÓN DE LA SOBERANÍA DE DIOS VV.   
   3,5 la actitud farisaica expresada por el profeta Jonás, es la misma que Jesucristo condenó de ellos al decirles: “no entran al Reino de Dios, ni dejan que los que están entrando, entren (Mt. 23:13) cuidado hemos de tener en criticar la forma y el cómo Dios obra en las vidas. No permita él que caigamos en este error doctrinal de desapruebo en la manifestación de su soberanía en el mundo. Hoy muchos critican juicios divinos Cómo el Diluvio, la destrucción de Sodoma y Gomorra o la destrucción de Naciones en Canaán ordenados por él. El hombre es proclive a olvidar que no se pertenece a sí mismo aunque pretenda serlo. A todos les llega el momento de expirar en esta vida para ir a uno de dos lugares (cielo o infierno)

III. POR  IGNORAR EL ALCANCE DE LA SOBERANÍA DE DIOS VV. 6-11
   Siempre existe el riesgo de pensamientos regionalistas que pretenden circunscribir el actuar de Dios en base a esos patrones. Jesús confrontó esto mismo cuando evangelizó a los malqueridos samaritanos cuando su sociedad no esperaba esto (Jn. 4) y qué cuando Pedro descubrió que los gentiles también serían participes de la salvación en Cristo en casa de Cornelio (Hch. 10) estos ejemplos nos recuerdan evitar encerrar la soberanía de Dios en nuestros patrones. Jonás es traído a la luz de un nuevo entender el actuar divino a través de una pregunta punzante que clarifica el verdadero alcance de la soberanía de Dios. La cual no está limitada a una clase de personas en detrimento de otras sino que todas caben dentro de ella.

CONCLUSIÓN
   Dios mantiene aún la patente de su soberanía. Al ser humano le resta ser consciente de ello y procurar vivir agradándole. Así con seguridad le esperará la vida perenne a su lado.
En los lazos del calvario, que nos unen su hno. en Cristo               <°))))<<< .... emiliosolano
http://www.vastagoepicentro.com/

 

Best Videos humorsanto Hosting & Diseño Hosting & Diseño
aaa aaa aaa aaa